como-hacer-un-presupuesto-familiar-rimac

¿Cómo puedo hacer un presupuesto familiar?

Llevar las cuentas del hogar no suele ser una tarea sencilla para ningún padre o madre. Aprende cómo elaborar un presupuesto familiar para ordenar tus finanzas.

Tu Bienestar · Lectura de 3 Min.
como-hacer-un-presupuesto-familiar

Aprender cómo elaborar un presupuesto familiar te otorgará una serie de beneficios inigualables que facilitarán tu vida diaria y harán de tus gastos del hogar más eficientes.

¡No te asustes! Realizar un presupuesto puede sonar complicado, pero definitivamente administrar las finanzas del hogar es una tarea sencilla que solo requerirá de tu compromiso y esfuerzo. Por eso, en este artículo conocerás qué es un presupuesto familiar, cómo puedes elaborarlo y más. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un presupuesto familiar?

El dinero es un problema que preocupa a muchas familias en el mundo. Una buena administración es una forma de utilizarlo eficientemente para asegurar la estabilidad de tu familia. Pero, ¿cómo puedes lograrlo? Elaborando un presupuesto familiar.

En simples palabras, un presupuesto familiar es un documento que sirve para que lleves y entiendas la contabilidad de tus ingresos que recibes de tu trabajo o de alguna otra fuente) y egresos (comida, educación, deudas, etc) dentro de un determinado periodo de tiempo.

¿Para qué sirve un presupuesto familiar? Es de suma importancia que lo apliques lo antes posible, de esa manera estarás asegurando lo que leerás en el siguiente párrafo. 

¿Para qué sirve un presupuesto familiar?

Simple. Entender cómo administrar tu dinero y aplicarlo mediante un presupuesto familiar tiene una serie de beneficios en tu vida a futuro. Descubre a continuación para qué sirve un presupuesto familiar:

  • Te ayuda a manejar tu dinero con mayor eficiencia
  • Te ayuda a controlar tus gastos
  • Te permite ahorrar
  • Te permite utilizar el dinero que ahorres para pagar otras cosas
  • Te dan paz mental, tranquilidad y seguridad

Como puedes ver, los beneficios de elaborar uno son indispensables para tu bienestar futuro y el de tu familia. Si buscas tranquilidad en tu vida, ¿qué esperas para hacerlo?

¿No sabes cómo elaborar uno? Quédate tranquilo, no estás solo. Aprender cómo elaborar un presupuesto familiar suena difícil y en muchas ocasiones uno no sabe por dónde empezar. Sin embargo, sólo requiere un poco de paciencia y dedicación. ¡Conoce cómo hacer uno más adelante!

¿Cómo puedo hacer un presupuesto familiar?

Elaborar un presupuesto para tu familia puede sonar complicado, como pudiste leer en párrafos anteriores. Sin embargo, en este artículo encontrarás una guía sencilla para que puedas aprender cómo empezar uno y qué factores debes considerar:

1. Establece una meta

Si no sabes a dónde quieres llegar, no sabrás qué camino seguir. Definir cuáles son tus metas familiares son importantes para que puedas realizar análisis periódicos y comparativos sobre tu presupuesto familiar.

¿Cuánto quieres ahorrar y en cuánto tiempo quieres lograrlo?, ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?, ¿Cuánto necesitas para cumplir tus metas?. Responder esas preguntas es el primer paso para crear tu presupuesto.

2. Reúne toda tu información financiera

Sin esta información, no podrás crear tu presupuesto familiar. Siéntate un rato, calcula cuánto son tus ingresos y piensa en los tipos de gastos en el hogar (egresos). Reúne toda la información posible, ordénalos y listo, estarás preparado para el siguiente paso.

3. Ten una tabla o crea una hoja de cálculo en Excel

Para llevar la contabilidad de tu familia, existen herramientas que puedes utilizar. ¿Cuáles son? Pueden ser desde una simple hoja de papel o, la más recomendada, utilizar una hoja de cálculo en Excel.

Este documento te ayudará a llevar un cálculo ordenado por largos periodos de tiempo para que puedas ver cómo van evolucionando tus finanzas familiares y puedes implementar estrategias para lograr tus objetivos.

4. Organiza la información por categorías

Los tipos de gastos en el hogar, tus ingresos económicos y otros, por lo general, pueden dividirse en categorías y subcategorías. Manteniendo ese órden puedes definir de cuáles puedes prescindir para ahorrar un poco más y aumentar tu presupuesto para que pagues otras cosas que pueden ser más relevantes para tu familia.

5. Calcula los resultados

¡Haz la matemática! Quizá el paso más tedioso, pero definitivamente el más importante.

Conoce exactamente cuáles son tus gastos y qué tan eficiente es el manejo de tus finanzas familiares. ¡No te asustes! Los resultados podrían sorprenderte para bien o mal. Pero se trata de eso, de saber cómo te está yendo e implementar estrategias apropiadas para mejorar tus finanzas.

6. Prioriza tus pagos (De más importante a menos importante)

Una vez calculado los resultados de tu presupuesto familiar, puedes comenzar a realizar un análisis de cada gasto que tienes en tu hogar y ordenarlos de mayor a menor prioridad.

¿Por qué es importante priorizar tus pagos? Porque así puede prescindir de gastos innecesarios o menos relevantes. Pagar una deuda, la hipoteca de tu casa o los estudios de tus hijos definitivamente es más importante que ir a un restaurante costoso o comprarse ropa cara.

7. Evalúa la información cada cierto tiempo

Sin un análisis exhaustivo de tus resultados mes a mes, tu tabla no tendrá sentido alguno. Evaluar toda la información te permitirá conocer cuál es tu progreso y qué tan efectivas son las estrategias que estás utilizando para alcanzar tus objetivos.

En caso no estés cumpliendo con ellas, podrás implementar nuevas estrategias que te permitan acercarte más a tu meta. ¡No dejes que la tabla que creaste quede solo en un papel!

¿Cuáles son las partes que conforman un presupuesto familiar?

Luego de aprender cómo armar un presupuesto y cuál es el órden que debes seguir, es importante que conozcas los elementos que lo conforman:

  • Ingresos: El dinero (sueldo, negocio, etc) que ingresa al fondo de ahorros familiar
  • Gastos obligatorios: Pagos que no puedes dejar de realizar (Hipoteca, impuestos, préstamos, etc.)
  • Gastos necesarios: Montos de pago que puedes reducir (Colegio, comida, bienes materiales, etc.)
  • Gastos que puedes prescindir: Pagos ocasionales que realizas, pero que pueden ser más baratos (transporte, diversión, etc.)
  • Ahorro: La suma de dinero que te planteas acumular en determinado periodo de tiempo

Ahora que conoces para qué sirve un presupuesto familiar, lo simple que es elaborar uno y los tipos de gasto en el hogar, ¿estás preparado para realizar el tuyo? No dejes pasar más el tiempo. Un ajuste en tus finanzas puede hacer la diferencia para que tengas un futuro mejor.

Asimismo, asegúrate de cuidar tu salud y la de tu familia. Recuerda que en caso necesitas atención médica, los seguros RIMAC tienen cobertura de hasta un 100% de los gastos. ¡Descubre los planes que RIMAC tiene para ti y evita problemas que puedan afectar tu bolsillo!

VER SEGUROS

¿Sabías lo fácil que es visitar a tu doctor?

Hazlo posible con el seguro ideal

Asegura tu salud y tu familia

¡me interesa!
ver