Texto alternativo de imagen

Episodio 2

El coronavirus, de la A a la Z

Esta es la continuación de nuestro glosario sobre el coronavirus con los principales términos de la E a la H. Descubre cuáles son.

Compartir:

E

Epidemiología

Derivada del griego “demos”, que se refiere a la población, la epidemiología es la ciencia que estudia los patrones, causas y el control de las enfermedades y fenómenos relacionados con la salud, como la alimentación. Hoy, los centros epidemiológicos mundiales reúnen información sobre el COVID-19 sobre nuevos casos, hospitalizaciones, decesos, datos demográficos (edad, raza/etnia, género), síntomas, y tratamientos.

F

Fiebre

Es el aumento temporal de la temperatura del cuerpo por sobre los 38ºC o 100.4ºF, y su presencia significa que el cuerpo está respondiendo a alguna infección o inflamación. Es decir, se ha activado el sistema de defensa, impidiendo que algunos virus y bacterias sensibles a los cambios de temperatura, se repliquen.

Cuando una persona padece COVID-19 puede experimentar episodios de fiebre que van y vienen. Según un reciente estudio desarrollado por científicos chinos, la fiebre permite que unas células específicas de defensa, los linfocitos T, lleguen a las zonas infectadas y actúen reparándolas.

G

Grupos de Riesgo

Conjuntos de personas que debido a determinadas características que comparten, como la edad, su origen étnico o la preexistencia de determinadas condiciones de salud, son más vulnerables a contraer una enfermedad grave.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), en el caso del COVID-19 los adultos mayores o quienes padecen de hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer, tienen más probabilidades de presentar cuadros graves.

H

Hipertensión

Condición de salud donde la persona afectada sufre de presión arterial alta, lo que la expone a una serie de otros riesgos, como los derrames cerebrales, enfermedades cardiacas o insuficiencia renal. Frente al COVID-19, las estadísticas demuestran que estas personas tienen más riesgo de desarrollar la versión más seria de la enfermedad.

La hipertensión puede ser muy silenciosa, sin manifestar síntomas. Las personas hipertensas deben reducir o eliminar la sal en su dieta y hacer ejercicio físico diario, pero en casos más serios se les recetarán medicamentos especializados.