cobertura-oncologica-seguro-salud

¿Cómo funciona la cobertura oncológica de un Seguro de Salud?

La mejor forma de prevenir y tratar el cáncer es contando con un seguro de salud que también ofrezca cobertura oncológica. Conoce cómo prevenir el cáncer y los beneficios del seguro oncológico.

Tu Salud · Lectura de 3 Min.
cobertura-oncologica-seguro-salud

El cáncer es uno de los temas que tal vez nadie quiere tocar en ninguna conversación por la incertidumbre que causa la enfermedad o porque le podría estar pasando a alguien cercano a ti. Sin embargo, la información puede ayudarte a saber cómo prevenir el cáncer y a tomar mejores decisiones sobre tu salud.

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades cardiovasculares, y según el Ministerio de Salud, este año se podría llegar a los 70 mil casos de personas con cáncer en Perú. Su alta mortalidad se debe a que siete de cada 10 personas buscan atención médica cuando se encuentran en la fase avanzada.

Entonces, ¿qué se puede hacer ante estas cifras que pueden parecer desalentadoras? La mejor forma de prevenir y tratar el cáncer es a través de un seguro de salud que también te ofrezca cobertura oncológica para afrontar esta enfermedad y así evitar el fuerte desembolso que requiere su tratamiento.  

A continuación, te contamos los detalles de cómo funciona la cobertura oncológica de un seguro de salud.

¿Qué es la cobertura oncológica? ​ ​ 

Los seguros de salud integral buscan protegerte a ti y a tu familia ante una enfermedad o un accidente. Por esta razón, algunos de ellos han incorporado en su plan de salud la cobertura oncológica para antes, durante y después de detectado el cáncer. 

Incluye desde los chequeos preventivos, el tratamiento y las cirugías o reconstrucción, en caso de necesitarlos. Eso sí, la cobertura y los beneficios pueden variar de acuerdo a las condiciones de la aseguradora y a la póliza, así que te recomendamos revisar detenidamente el contrato que te ofrezcan antes de firmarlo.

Estos son algunos beneficios que otorgan los seguros de salud, cuyos planes cuentan con cobertura oncológica:

  • Exámenes preventivos anuales.
  • Atención ambulatoria, quimioterapia.
  • Cirugía, atención hospitalaria.
  • Red oncológica.
  • Asesoría psicológica y nutricional.

RIMAC pensando en tu bienestar y el de los tuyos, ofrece planes de seguro de salud que cuentan con cobertura oncológica para ayudarte a cómo prevenir el cáncer hasta la atención durante y post tratamiento. Una opción a la que podrías acceder desde S/.173 mensuales. 

¿Por qué es importante contar con un seguro oncológico? ​​

El cáncer en nuestro país cobra aproximadamente 32 mil vidas al año, según el MINSA y aunque no lo creas, contar con un seguro de salud puede ser la decisión que termine salvando tu vida. Así como lo lees.

De no contar con un seguro de salud integral, cuyos planes ofrezcan cobertura oncológica, y padecer esta enfermedad podría ser, no solo un duro golpe anímico, sino también para tu bolsillo, ya que el tratamiento oncológico completo puede costar más de S/. 300,000 al año, según Apeseg. Gastos que un seguro de salud podría cubrir al 100%.

Pero, ¿cómo prevenir el cáncer? Es necesario desarrollar una cultura de prevención para detectar la enfermedad y su mortalidad tempranamente. Así que si estuvieras afiliado a un seguro de salud, podrías acceder a despistajes periódicos y chequeos preventivos una vez al año, cubiertos al 100% por la aseguradora.

Principales coberturas oncológicas en un seguro de salud 

Los planes de cobertura de un seguro de salud pueden variar de acuerdo a la edad del asegurado y a su póliza. Sería ideal que el plan cuente también con cobertura oncológica, ya que esa parte del seguro está hecha para responder frente al cáncer. Incluso algunos de los seguros de salud tienen una cobertura de hasta el 100% para que los pacientes no se preocupen de los gastos médicos.  

Chequeos preventivos 

Un despistaje puede detectar el cáncer a tiempo. De ahí la importancia del chequeo preventivo que se adelanta entre otras cosas, también para ayudarte a cómo prevenir el cáncer a través del seguro de salud. Las lesiones pre-malignas o cánceres en etapa inicial pueden recibir un tratamiento oportuno y ser curables. 

El sexo, la edad y el riesgo de cáncer del paciente son algunos de los factores más importantes al momento de acceder al chequeo preventivo y cabe resaltar que por ello, las evaluaciones llegan a ser variables. 

El chequeo preventivo al que podrías acceder una vez al año con el seguro de salud de RIMAC incluye lo siguiente.

  • Laboratorio (hemograma completo, glucosa, colesterol, triglicéridos) 
  • Evaluación médica 
  • Evaluación ginecológica y mamografía (de acuerdo al rango de edad) 
  • Evaluación oftalmológicas, odontológicas y nutricional.

Si buscas conocer más a fondo sobre los chequeos preventivos, te invitamos a revisar nuestro artículo ‘No uses tu seguro solo cuando algo sucede: conoce los exámenes preventivos’, aquí.

Hospitalización 

La cobertura oncológica del seguro de salud no sólo reúne sus esfuerzos en cómo prevenir el cáncer, sino también cubre la atención hospitalaria para afrontar el tratamiento de la enfermedad. La atención hospitalaria regularmente incluye:

  • Sala de operación, recuperación y cuidados intensivos
  • Medicinas
  • Materiales
  • Equipos
  • Honorarios de los doctores

El acceso hospitalario permite el ingreso a procesos médicos y quirúrgicos, así como a sesiones de quimioterapia, la cual te explicaremos a continuación.

Quimioterapia 

Seguro alguna vez has escuchado sobre esta terapia; pero, ¿sabes en qué consiste la quimioterapia? La quimioterapia consiste en el uso de fármacos para destruir células cancerosas. El tratamiento funciona para ocuparse de muchos tipos de cáncer y así reducir su avance y detenerlo.

Los programas de tratamiento de la quimioterapia se dan por ciclos y varían por los tipos de cáncer, la etapa en la que se encuentra la enfermedad y la reacción del cuerpo. Los ciclos de la quimioterapia son seguidos por un periodo de descanso, ya que el tratamiento no solo se encarga de deshacerse de las células cancerosas, sino también puede dañar las células sanas.

Según ‘Comparabien’, una sesión de quimioterapia puede costar $50 y como normalmente son 25 sesiones por ciclo, entonces el costo total sería de $1,250. Sin embargo, si contaras con un seguro de salud con cobertura oncológica, la quimioterapia podría estar cubierta hasta al 100%, de acuerdo al plan que ofrece la aseguradora.

Cirugías 

La cirugía oncológica se usa con más frecuencia para extirpar un tumor o parte del tejido circundante, según el tipo de cáncer y su etapa. Este procedimiento puede ser usado con otros tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia. 

Entre los tipos de cirugía aplicable a los pacientes con cáncer se encuentran:

  • Preventivas
  • Diagnósticas
  • Curativas
  • De Soporte (para la administración de otros tratamientos)
  • Reconstructivas o Paliativas

Por lo general, las cirugías profilácticas y de reconstrucción están incluidas en la cobertura oncológica de un seguro de salud; por lo que, si estuvieras afiliado a uno, no tendrías que pagar por las intervenciones; sin embargo, es recomendable revisar los límites del plan y del tipo de cirugía, ya que no se cubren algunas de ellas, como las cirugías estéticas. 

¿Qué se debe tener en cuenta antes de adquirir un seguro oncológico?  ​ 

Antes de contratar un seguro de salud, te recomendamos que el plan que elijas cuente con la cobertura médica y oncológica que te podría dar más tranquilidad de forma integral, ya que tendrías acceso desde cómo prevenir el cáncer hasta la cobertura del tratamiento.

Periodo de carencia 

Como muchos tipos de seguro, el periodo de carencia también se aplica a la cobertura oncológica. Este periodo viene a ser el tiempo inicial en el que el asegurado no podrá hacer uso de los beneficios del seguro, que normalmente es durante los primeros 30 días. Tiempo que va a variar de acuerdo a la aseguradora y a la póliza.

Ten en cuenta que el periodo de carencia es una de las exclusiones más importantes de un seguro de salud; por ello, te recomendamos revisar bien la póliza que contrates para que tengas claro los detalles de los límites del plan y puedas atenderte sin contratiempos. 

Te invitamos a conocer más a fondo sobre el periodo de carencia en nuestro artículo ¿Qué es el periodo de carencia en un seguro de salud?, aquí.

Cobertura del plan escogido 

Entre las principales coberturas del plan que puedes elegir, estos son los beneficios de un seguro oncológico que te podrían respaldar de manera integral:

  • Chequeo preventivo oncológico
  • Cobertura oncológica de los gastos médicos (atención ambulatoria, hospitalaria, exámenes y medicamentos)
  • Red oncológica de clínicas afiliadas 

Es importante que revises si la cobertura oncológica del plan que podrías escoger es al 100% o con coaseguro para saber si no tendrías que preocuparte por nada o tendrías que pagar un porcentaje por cada atención. Del mismo modo, verifica los tipos de tratamientos a los que podrías acceder y las exclusiones del plan para evitar confusiones ante una eventualidad.

Puedes revisar nuestro artículo ¿Cómo funciona un seguro de salud? para conocer más a fondo los términos de un seguro de salud. 

Entonces, ¿un seguro de salud también puede ayudarnos a cómo prevenir el cáncer? Claro que sí, porque sí cuenta con cobertura oncológica, incluye las evaluaciones de despistaje para detectar oportunamente la enfermedad, además del tratamiento durante y después de la enfermedad.  

El seguro de salud de RIMAC incluye una amplia cobertura oncológica con beneficios en su red oncológica, reembolsos, atención ambulatoria y hospitalaria, que varían de acuerdo a la póliza del plan. 

Recuerda que mientras más joven contrates un seguro de salud, las condiciones para afrontar una enfermedad como el cáncer serán mejores.

Empieza a protegerte ahora y gánale la batalla al cáncer en cualquier etapa.

VER LA COBERTURA DE RIMAC

¿Sabías lo fácil que es visitar a tu doctor?

Hazlo posible con el seguro ideal

¿Sabías lo fácil que es visitar a tu doctor?
¡me interesa!