como-evitar-el-envejecimiento-sistema-inmunitario

¿Cómo desacelerar el envejecimiento del sistema inmunitario?

El sistema inmunitario también envejece con los años, pero gracias a factores como la actividad física, el proceso puede desacelerarse. Conoce más factores para desacelerar el envejecimiento del sistema inmunitario.

Tu Salud  •  Lectura de 5 min.
como-evitar-el-envejecimiento-sistema-inmunitario

La importancia de dejar la vida sedentaria se debe a que es posible desacelerar el envejecimiento del sistema inmunitario o inmunológico. Este sistema también envejece con los años, pero gracias a factores como la actividad física, el proceso puede desacelerarse.

Uno de los mecanismos de defensa del sistema inmunitario es tener memoria de los patógenos que te atacan, pero al envejecer se van perdiendo las células que guardan estos episodios; por ello, la capacidad de responder a una infección y a las vacunas que las previenen disminuye.

Estudios del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham demuestran que las personas que se mantuvieron activas desde jóvenes hasta la tercera edad lograron retrasar el envejecimiento de su sistema inmunitario o inmunológico.

¿Quieres saber qué es el sistema inmunitario y cómo es posible desacelerar su proceso de envejecimiento e incluso cómo mantenerse joven? Sigue leyendo.

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es una red compleja de células, tejidos y órganos que trabajan en conjunto para proteger a nuestro cuerpo de infecciones y enfermedades.

Los mecanismos de defensa del sistema inmunitario tienen como fin combatir invasores externos como bacterias, virus, hongos y toxinas (sustancias químicas producidas por los microbios), también llamados antígenos, que se multiplican y causan infecciones y enfermedades.

¿Cómo funciona el sistema inmunitario?

Cuando el sistema inmunitario reconoce el antígeno lo ataca y genera una respuesta inmune, donde parte de esa respuesta es la producción de anticuerpos, además de la producción de otras células para combatir el antígeno. 

De esta manera, el sistema inmunitario puede recordar el antígeno, identificarlo y enviar los anticuerpos correctos, lo que podría generar inmunidad a determinadas enfermedades. Por eso, la mayoría de veces no te enfermas. 

El sistema inmune o inmunológico se compone de dos partes: la respuesta innata y la respuesta adaptativa.

La respuesta innata

El sistema inmune innato es heredado y se encuentra activo desde el nacimiento. La respuesta innata funciona como la primera línea de defensa que se activa casi de inmediato cuando detecta un organismo extraño como un virus. 

Esta primera respuesta contiene células como los neutrófilos (encargados de atacar las bacterias) y los monocitos (ayudan a organizar el sistema inmune), los cuales se encargan de alertar a otras células del sistema inmune cuando hay una infección.

También están las células NK o células asesinas cuya función es combatir los virus y cáncer. Tanto los neutrófilos, como los monocitos y las células NK dejan de funcionar eficazmente mientras las personas se hacen mayores. 

La respuesta adaptativa

La respuesta adaptativa del sistema inmunitario tarda unos días en activarse. Una vez que lo hace recuerda al patógeno para el futuro y lo combate si vuelve a aparecer. Está compuesta por linfocitos T y B, que combaten a un patógeno en específico.  

La respuesta inmune adaptativa proporciona al sistema inmunitario la capacidad de recordar patógenos específicos, lo que beneficia enormemente al organismo porque genera inmunidad y respuestas más efectivas cada vez que se vuelve a encontrar al patógeno.

¿Quieres saber cuál es tu estado de salud? Te invitamos a revisar nuestro artículo No uses tu seguro solo cuando algo sucede: conoce los exámenes preventivos​​

¿Cómo envejece el sistema inmunitario?

Así como cualquier otra parte de tu cuerpo, el sistema inmunitario envejece con los años y eso hace que no solo sea posible volverte más vulnerable a los virus como la COVID-19, sino a otras infecciones y a todo tipo de enfermedades como el cáncer.

La edad del sistema inmunitario

La edad del sistema inmunitario no coincide necesariamente con la edad cronológica. 

Esto quiere decir que, por ejemplo, una persona de 70 años podría tener un sistema inmune de 50. Así como puede ocurrir lo contrario: una persona de 30 años puede tener una edad inmunitaria de una persona mucho mayor.

Los linfocitos T y el Timo

Al envejecer, tanto la respuesta innata como la adaptativa se van deteriorando. Uno de los problemas son los linfocitos T, que se producen en el Timo (órgano ubicado en el pecho, detrás del esternón), ya que el Timo empieza a encogerse a partir de los 20 años.

Para cuando se llega a los 65 o 70 años de edad el tamaño del Timo se reduce considerablemente, quedando solo un 3% de él en el cuerpo, según especialistas de la Universidad de Birmingham. 

Un Timo más pequeño produce menos linfocitos, los que serían necesario para combatir el virus del COVID-19, si fueran más. Incluso los se habían producido antes para combatir otra infección dejan de funcionar óptimamente. 

La sangre y los tejidos

Conforme la edad va avanzando se genera más inflamación tanto en la sangre como en los tejidos. Lo que da a lugar a numerosas enfermedades. Si bien todos al envejecer sufren un tipo de deterioro previsible, el ritmo al que lo hace cada persona varía bastante y en eso influye en gran medida el estilo de vida.

Esto nos lleva no solo a tener más interés sobre lo que es el sistema inmunitario sino ir más allá, ¿cómo se puede frenar el envejecimiento del sistema inmunitario o incluso revertir su edad? (como algunos expertos dicen). ¡Sigue leyendo!

Tips para desacelerar el envejecimiento del sistema inmunitario

Aquí es dónde puedes tomar las riendas del asunto y retrasar el envejecimiento del sistema inmunitario con las siguientes actividades que puedes hacer, dependiendo del estado físico del que partas.

Si eres mayor o no estás en un buen estado físico, lo recomendable es realizar ejercicios sencillos:

  • Subir y bajar sobre las puntas de los pies estando de pie.
  • Subir y bajar escaleras
  • Levantar un poco de peso con los brazos
  • Pararse y sentarse de una silla con los brazos estirados
  • Caminar
  • Manejar bicicleta
  • Nadar

Y si estás en forma, la idea es hacer ejercicio intenso por lapsos de tiempo breve.

Simplemente muévete. Todo lo que puedas hacer ayudará a desacelerar el envejecimiento de tu sistema inmunitario o inmunológico.La clave es mantenerse físicamente activo, ayudarte con una dieta variada abundante en fibra, poca carne roja y dormir bien. Será como mantenerse joven.

Además, si tienes un seguro de salud como RIMAC, puedes aprovechar los exámenes preventivos que ofrecen en su cobertura. Y si aún no cuentas con uno, entonces te invitamos a revisar los beneficios que trae cada plan. Tenemos un plan ideal para ti.

Ver beneficios RIMAC

¿Sabías lo fácil que es visitar a tu doctor?

Hazlo posible con el seguro ideal

¿Sabías lo fácil que es visitar a tu doctor?
¡me interesa!